escuela-normalLa utilización de recursos en la nube o en la red es cada vez más frecuente y una tendencia que parece imparable. “El centro será concebido como un espacio de recursos formativos. Gran parte de estos recursos ni siquiera estarán presentes físicamente en el mismo centro, sino que podrán estar en la red digital, y consistirán más bien en la orientación y en el apoyo para ordenar y consolidar procesos de aprendizaje.”(La Formación profesional en España, Oriol Homs).

Las nuevas orientaciones metodológicas permiten redefinir el papel del profesor como orientador y asesor del aprendizaje del que el alumno es el protagonista. Consideramos que esta idea, de aplicación en Educación Primaria y Secundaria, es perfectamente válida en Formación Profesional.

El objetivo de este proyecto es dotar al profesorado de la competencia que le permita gestionar recursos en la nube orientados al aprendizaje de las competencias que se ponen en juego en la formación profesional rediseñando actividades y contenidos para encontrar un equilibrio entre el desarrollo de las capacidades de aprendizaje y las capacidades para resolver problemas: conocimiento científico, capacidad para trabajar en equipo, para manejar e interpretar la información, abordar situaciones inesperadas, …

Es preciso para ello una actualización científica y metodológica del profesorado de formación profesional que le permita asumir los retos que se plantean para el futuro, y según se recoge en la propia Resolución que convoca las ayudas, la formación del profesorado debe diseñarse a partir de la experiencia de los propios docentes y de la cooperación, razón por la cual en el marco del proyecto planteamos la colaboración entre centros, familias profesionales y ciclos formativos para el desarrollo de recursos que permitan mejorar el aprendizaje de las competencias clave, sociales y técnicas.

Con el proyecto pretendemos:

  • Formar a una parte importante del claustro en tecnologías de la información y la comunicación para desarrollar actividades que puedan resultar significativas en el aprendizaje de las competencias de formación profesional, creando y gestionando recursos que permitan su desarrollo autónomo.
  • Compartir esos recursos con los centros implicados en el proyecto para desarrollar un trabajo en equipo, a menudo alejado de nuestra práctica profesional.
  •  Formar al estudiante utilizando tecnologías que le resulten más atractivas y estimulantes, convirtiendo el trabajo en el aula, en los casos que sea posible, como un ejercicio de entrenamiento de las competencias que se pretenden alcanzar. El cambio metodológico que se propone para Formación Profesional permite, por un lado, que este trabajo en el aula sea más activo y suponga una mayor implicación en el desarrollo de actividades, con modelos como la Flipped Classroom aplicados a las competencias en F.P. y, por otro lado, una aproximación a estas competencias para alumnado y profesionales de otros sistemas de F.P. no reglada.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked (required):


*

Back to Top